PODOLOGÍA

DERMATOLÓGICA

El podólogo es el profesional que posee la formación y cualificación para diagnosticar y tratar las patologías de la piel.

Afortunadamente cada vez es mas infrecuente pero todavía acuden a la Consulta pacientes que desconocen cómo podemos ayudarlos en los problemas específicos del pie. Las alteraciones dermatológicas mas frecuentes que atendemos en nuestra práctica diaria son las siguientes:

 

• Onicomicosis.

• Dermatomicosis.

• Onicocriptosis.

• Infecciones víricas.

• Infecciones bacterianas.

ONICOMICOSIS:

 

En Consulta atendemos en númerosas ocasiones a pacientes que acuden por padecer infecciones micóticas en las uñas. Muy pocas veces apreciamos que afecte a la uña sana y pensamos que hay factores predisponentes como los traumatismos locales, la práctica de deportes como el fútbol, las enfermedades endocrinas y las metabólicas en especial la diabetes.

 

La infección solo se desarrolla en las personas susceptibles a la enfermedad, es decir cuando las fuerzas inmunitarias de la persona se debilitan, entonces los patógenos penetran a través de las capas protectoras de la piel y mucosas provocando la enfermedad infecciosa.

 

¿Por qué se debe acudir prontamente al podólogo cuando el paciente observe alguna alteración en las uñas?

 

Porque el pronóstico de estas infecciones depende de la precocidad del diagnóstico y del tratamiento, pero sobre todo de la posibilidad de corregir los factores de riesgo.

 

Somos conscientes que tan importante como el tratamiento y su cumplimiento son las medidas higiénicas a adoptar por el paciente, como recordatorio hay que señalar que el desarrollo del hongo se ve favorecido en un ambiente húmedo.

 

Es primordial indicar al paciente que evite el calzado estrecho que oprime los dedos, que no esté fabricado con material sintético o el uso cotidiano de calzado deportivo.

 

Las principales medidas higiénicas son el adecuado lavado y secado de los pies especialmente en los espacios interdigitales, la desinfección de todo el calzado, el uso de calcetines confeccionados con fibras naturales, prestar atención a los fómites (toallas, sábanas, ropa) y de sentido común evitar el uso de instalaciones comunitarias sin las medidas lógicas de precaución.

 

Al paciente le tratamos de concienciar que las onicomicosis no curan de forma fácil, ni rápida y sin problemas. El tratamiento es prolongado y del paciente buscamos su disposición mental sobre el objetivo terapeútico mas adecuado de forma positiva y que no interrumpa los tratamientos.

 

En primer lugar pautamos un tratamiento coadyuvante, que consiste dependiendo de la afectación en la limpieza y fresado exhaustivo de la zona.

 

Posteriormente nos ayudamos de la terapeútica farmacológica, hace unos años fundamentalmente por via tópica administrabamos los compuestos Imidazólicos. Actualmente utilizamos otros fármacos y nos decantamos por aquellos que se presentan en laca, por su fácil aplicación y por la buena aceptación por parte de los pacientes. Nuestro tratamiento de elección tópico en las uñas es la amorolfina y el ciclopirox.

 

DERMATOMICOSIS:

 

Es habitual observar en Consulta generalmente en jóvenes deportistas las fisuras interdigitales, a veces aparecen lesiones descamativas, raramente infecciones mixtas con bacterias. Los podólogos lo llamamos tinea pedis o pie de atleta, es una infección causada por hongos dermatofíticos.

 

Las lesiones afectan a la planta del pie, talón, zona interdigital, uñas e infrecuentemente al dorso.

 

El tratamiento es tópico, en algunas ocasiones combinamos los antifúngicos con los antiinflamatorios, muy raramente administramos antibióticos. Nuestro criterio es no administrar terapia oral por su toxicidad y efectos secundarios.

ONICOCRIPTOSIS:

 

Sin lugar a dudas es una de las patologías mas frecuentes en la Consulta. Se produce por la desproporción entre el tamaño del lecho ungular que es demasiado estrecho y de una lámina ungueal demasiado ancha. La uña al crecer tiende a enclavarse en los bordes laterales produciendo dolor e inflamación.

 

Si la clínica es leve el tratamiento es conservador, procedemos al fresado y reconstrucción de los canales ungueales y si presenta espícula la retiramos de forma indolora. Con el empleo de estos procedimientos lo que se persigue es la reeducación de la uña.

Si la clínica es intensa y los tratamientos conservadores no han tenido éxito, valoramos conjuntamente con el paciente el tratamiento quirúrgico.

 

En Consulta utilizamos la técnica fenol-alcohol, que sucintamente consiste en la exéresis de la porción de uña afecta y en la matricectomía parcial mediante una quemadura química controlada. Se realiza con anestesia local y la recuperación es totalmente satisfactoria y rápida.

 

INFECCIONES VIRICAS:

 

La más habitual es la verruga plantar (papiloma).

 

El objetivo a nuestro juicio es eliminar todo el tejido afectado y ayudar a que el sistema inmunológico destruya el virus.

 

La primera consideración es que nuestro tratamiento nunca es ni agresivo ni excesivo, porque no queremos producir cicatrices inelásticas y dolorosas. La segunda consideración  es que utilizamos distintos procedimientos en función de factores específicos del paciente (edad, alergias, número, tipo, embarazo, diabético...).

Comenzamos desbridando el tejido hiperqueratósico que recubre la verruga para facilitar la absorción del tratamiento, evitamos en todo momento el sangrado que podría producir la autoinoculación.

 

Posteriormente aplicamos como fármaco de primera elección el ácido nítrico, a nuestro juicio es seguro y con pocos efectos secundarios. En ocasiones si la persona lo considera largo y tedioso para evitar que abandone el tratamiento empleamos cantaridina, si bien es un tratamiento que pensamos eficaz a la hora de eliminar la lesión, puede producir dolor y los efectos no deseados que puede provocar pueden ser mayores.

 

En definitiva a la hora de solucionar el problema siempre buscamos la anuencia del paciente.

 

INFECCIONES BACTERIANAS:

 

Las más conocidas y tratadas en Consulta son la paroniquia y la queratólisis punteada.

 

Paroniquia, es la consecuencia de la uña encarnada de larga evolución, se produce la inflamación del repliegue ungueal con supuración.

El tratamiento es la corrección del enclavamiento de la uña, suele requerir técnica quirúrgica con el fin de drenar o desbridar la lesión.

Como coadyuvante al procedimiento siempre nos ayudamos de antibioterapia tópica (mupirocina o sulfadiacina argéntica).

 

Queratólisis punteada es la infección de la capa córnea de la planta del pie y los espacios interdigitales. Aparece asociada a hiperhidrosis y bromhidrosis y vemos un número mayor de casos en verano.

 

Recomendamos a nuestros pacientes que eviten los calzados oclusivos y que utilicen jabones antisépticos y antitranspirantes.

 

El tratamiento que empleamos se basa en la aplicación de antibióticos tópicos (ácido fusídico o mupirocina).

 

SÍGUENOS:

Clínica Podológica El Paseo  | Teléfono: +34 914 79 96 22  | Email: miguel.angel.casado@cesa.aero | info@clinicaelpaseo.com |  Paseo de Extremadura, 113-115 - 1ª planta - Puerta 7, 28011 Madrid

Aviso legal  |  Política de privacidad  |  Política de cookies  |  Términos y condiciones de uso  |  Equipo legal

Realizada por llados.com